Masaje Prenatal

Masaje Prenatal

El masaje prenatal es un masaje relajante, dulce y envolvente. Este masaje sólo puede empezar a recibirse a partir del cuarto mes y siempre en manos de expertos que dominen la técnica. Este masaje es muy recomendable para las mamás embarazadas y sus bebés porque mejora la circulación sanguínea, suavizan la piel y la musculatura, rebaja y relaja el dolor de piernas y espalda y mejora el sistema inmunitario y respiratorio. Este masaje también aumenta el bienestar en la futura mamá y produce una mejora de autoestima y aceptación para los innumerables cambios corporales que sufre el cuerpo durante y tras el embarazo.

Las mujeres que llevan un embarazo armonioso, reduciendo las molestias comunes gracias a esta técnica, pueden afrontar el momento de parto con una mayor tranquilidad. Estas prácticas deben ser llevadas a cabo por fisioterapeutas expertos