Reflexología Podal

Reflexología Podal

La reflexología podal es una "terapia de presión", que consiste en aplicar presión enfocada sobre ciertos puntos reflejos conocidos situados en el pie para curar o prevenir enfermedades. Se trata de una terapia complementaria, destinada para su uso junto con el cuidado médico convencional y no como un reemplazo del misma.

La terapia se basa en la premisa de que las zonas en el pie corresponden y se conectan con las áreas del cuerpo. Nuestras zonas nerviosas o puntos reflejos van desde el fondo de nuestros pies hasta la parte superior de la cabeza, que abarca todos los órganos vitales del camino. Estas zonas reflejan la energía del cuerpo y los bloqueos de la energía en el cuerpo se reflejan a través de bultos o protuberancias en el pie. Aplicar presión enfocada a estos puntos reflejos situados en el pie puede estimular el área correspondiente, y con ello eliminar los bloqueos energéticos en el cuerpo.